table#RedesSociales{ position:fixed; top:100px; left:5px; z-index:200; } #redes-sociales { text-align: center; padding:15px; border: 1.9px dashed #C0C0C0; } a.redes-sociales img { filter:alpha(opacity=40); opacity: 0.4; } a.redes-sociales:hover img { filter:alpha(opacity=100); opacity: 1.0; }

jueves, 2 de mayo de 2013

Ruta de la Cañada Real Segoviana. 5-5-2013



Distancia: 21 Km.  Dificultad: Baja  Desnivel: 100m.  Tiempo: 5:00 horas.

Buenos días senderistas, continúan avanzando estas Jornadas primaverales y en esta ocasión el Club Balonmano Almagro nos propone realizar esta primera ruta del mes  de mayo, que de seguro nos sorprenderá a todos, se trata de recorrer un tramo de la Cañada Real Segoviana, a su paso por nuestra provincia entre las localidades calatravas de los Pozuelos y Tirteafuera, poco antes de adentrarse en el Valle de Alcudia. Esta Cañada Real ya la conocemos pues hemos recorrido parte de su trazado en dos rutas que nos llevaron de Porzuna a Alcolea y de Alcolea hasta Los Pozuelos. Este domingo proseguiremos caminando por esta vía pecuaria que guarda en sus caminos el sabor histórico de la cultura trashumante. Por eso aventurarse en estas Cañadas es siempre una experiencia de revitalización del espíritu trashumante y una comunión con una forma de vida, no tan lejana, y con el medio natural que la propicia.

Nos aguardan pueblos calatravos, antiguas minas olvidadas, serenas lagunas volcánicas, arroyos y ríos, pequeñas sierras, vegetación mediterránea y las huellas del tiempo en el horizonte de la Cañada. Siguiendo este itinerario descubriremos el típico relieve apalachense con alternancia de sierras y valles. Arroyos como el de la Venta, la Mina y Brezoso nos acompañaran en todo momento y terminaremos una vez alcanzado el rió Tirteafuera. La vegetación más destacada es la presencia de encinares adehesados y los arbustos y matorrales del bosque mediterráneo. A la vez que disfrutaremos de la vegetación lacustre asociada a las lagunas estaciónales consecuencia de la morfología volcánica, como es la laguna de la Carrizosa, que debe su nombre al abundante carrizal que la cubre.

La fisonomía actual de estos espacios viene determinada por la impronta histórica que le da la Orden de Calatrava a partir del S. XIII. Su organización se articulará en base a la repoblación de los núcleos ya existentes y a la creación de concejos nuevos. La mayor parte de estas tierras se dedicaban al sostenimiento de la Mesa Maestral y las Encomiendas, hasta que pasaron algunas de ellas a manos de grandes señores tras la  incorporación de los maestrazgos a la corona en el S. XVI. Pero la gran trasformación llega a partir del S. XIX cuando la propiedad pase definitivamente a manos privadas.

Mención especial merece la desaparecida minería de plomo y plata explotados ya en época romana como el complejo minero de San Quintín, por el que pasaremos. Su momento de máximo esplendor abarcó desde la segunda mitad del S. XIX hasta las primeras décadas del S. XX. Jugando un importante papel en la economía de los pueblos de esta comarca. Sus escombreras, lavaderos y castillete nos habla de la importancia que llego a tener este grupo minero, baste decir que desde su fundación se extrajeron más de medio millón de toneladas de mineral, de las cuales 550 toneladas fueron plata y otras 5.000 blenda.

Partimos en esta ruta de Los Pozuelos de Cva. por el camino que sale a la derecha nada más dejar el pueblo a la salida de la carretera CR-412. Allí están los paneles indicadores del PR-CR 7. Este tramo coincide con uno de los tramos de la Ruta del Quijote, por lo cual podremos ver los indicadores de esta ruta. Tomamos la Cañada que nos lleva en un ligero ascenso hasta la casa semiderruida de los Ventillos. Tras llegar a lo alto del collado, el camino emprende un descenso, divisando sobre un alto la casa de la Bola. Al llegar a este punto,  prestaremos atención ya que debemos abandonar el camino, y girar bruscamente a nuestra izquierda. A partir de este momento es imposible transitar con vehículo a motor por todo este tramo de la Cañada, hasta la laguna de la Carrizosa, ya que discurre por el estrecho valle que surca arroyo de la Venta. Cruzaremos una  puerta ganadera  y encontraremos una zona arbolada donde se encuentra el pantano del Rincón. Al llegar cerca de la Venta del Álamo, la cañada se estrecha justo por la Fuente de la Pizarrosa. Después seguiremos por una zona muy encharcada, por donde corren los arroyos, antes de llegar a la Laguna volcánica de la Carrizosa.  Estamos en este punto en el Km 9,2.

Un poco antes de cruzar la carretera CM-4112 de Corral a Cabezarados, nos encontraremos un descansadero de la ruta del Quijote.   Al frente tendremos la Sierra Gorda,  y nosotros caminaremos buscando el collado más accesible para salvarla. En el Km 12,3 habremos llegado a la Fuente del Collado, un excelente lugar para descansar.  Continuamos al frente para atravesar los vestigios de las Minas de San Quintín. Sortearemos esta antigua mina pasando por sus ruinosas construcciones buscando el cruce de la carretera de Villamayor-Tirteafuera-Cabezarados. CM 4110.  A la derecha quedan las escombreras de la mina y nosotros pasaremos por una puerta canadiense, y durante todo este tramo discurriremos por el arroyo de la Mina, hasta llegar a los márgenes del río Tirteafuera. Este tramo es de singular belleza. En el Km 18,1 vadeamos el río y pronto llegaremos a la carretera CR-P-4114 de Tirteafuera a Navacerrada. En este punto podemos finalizar nuestro recorrido o  bien  dirigirnos a Tirteafuera por el carreterín, depende de las fuerzas que nos queden. Buen camino. Sin miedo a nada.




Organiza el Club Balonmano Almagro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada